San Casimiro

Nació en el año 1458 y fue hijo del rey de Polonia y Gran Duque de Lituania.

Supo practicar de manera eminente las virtudes cristianas, destacando sobre todo en la castidad y en la caridad con los más pobres y necesitados.

Fue un gran defensor de la fe y mostró especialísima devoción a la Eucaristía y a la virgen María.

Murió joven y tuberculoso el año 1484 en Grodno (antigua Polonia) y está enterrado en Vilna (Lituania).